Páginas

sábado, 5 de mayo de 2012

10.- Grecia antigua: ciencia presocrática


  En el nacimiento de la medicina científica fue muy importante la influencia de los filósofos presocráticos preocupados por conocer la physis o naturaleza de las cosas y en explicar el origen y la constitución del mundo material. 
    El iniciador de la filosofía natural jónica fue Thales de Mileto (625-547 a.C.) .
 
   Heráclito de Éfeso (fl. 500 a.C.) postuló el movimiento y cambio constante en el que se encuentra el mundo. Esta permanente movilidad se fundamenta en una estructura de contrarios. La contradicción está en el origen de todas las cosas.

Heráclito de Éfeso. Rumania, 1961

   La influencia matemática de Pitágoras de Samos (560-480 a.C.)  fue decisiva para establecer la idea de la armonía del cuerpo humano y la conservación de la salud, como se  refleja en el primer  libro de  medicina Physikos logos de Alcmeón de Crotona (fl. 535 a.C.), discípulo de Pitágoras.


    Demócrito de Abdera (460-370 a.C.), fue contemporáneo de Hipócrates y autor de la teoría atomística. Como médico estuvo interesado en cuestiones anatómicas y aportó la tesis de "las semillas morbosas", intuyendo la existencia de los microbios.

Demócrito de Abdera
Grecia, 1961

Grecia, 1983
 
   Empédocles de Agrigento (492-432 a.C.) creyó que en la raíz de todas las cosas existían cuatro elementos, tierra, agua, aire y fuego, que se unían o separaban bajo la influencia de dos fuerzas opuestas o contrarias, el amor y el odio.

   Esta doctrina de los cuatro elementos sirvió de base a las doctrinas que explicaron por siglos el mecanismo de la enfermedad y las normas para su tratamiento. Asimismo, surgió una concepción racional del estado de salud interpretada como el equilibrio entre los humores y una explicación simple, racional y universal de la enfermedad entendida como un desequilibrio entre los humores.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario